MIS OBRAS

Mis obras son un desafío por su fragilidad y delicadeza ya que requieren paciencia, cuidado y tacto; la sensación de suavidad del barro que se desliza en el torno me llena de satisfacción cuando emergen formas a través de inspiración pulso y concentración. Cada etapa de la creación y desarrollo, desde su forma original hasta su cocimiento, es crucial lo que requiere de mucha dedicación, determinación y reflexión.

A pesar de la repetición necesaria y de la aparente simplicidad de cada parte de una pieza, la obra ya terminada produce sensaciones de fuerza y energía, lo que contribuye al meticuloso montaje final de la estructura.