MI SENTIR

La suavidad de la textura para las piezas que recuerdan la vida marina o celular, en su estado natural, está en contraste con el aspecto rugoso de las hacen pensar en la naturaleza y que representan la corteza, el musgo o los fósiles. Los tonos marrón, especialmente el oxido de hierro, que debido a su calidad fluida y opaca, se usan para las obras que recuerdan los elementos de la tierra. 

Cada pieza es única, en armonía con los orígenes de la evolución que evocan la docilidad, la sensibilidad y la belleza de regeneración de la vida.